top of page
  • webagtf

Govinda Gallardo: “Los cambios que se logran con las flores son maravillosos"

Terapeuta Floral en La Serena

Govinda Gallardo es enfermera de profesión y trabajó durante los últimos 37 años en este campo. Apenas hace unos días fue su despedida del Cesfam de Tierras Blancas en Coquimbo, donde recibió muchas muestras de cariño por su compromiso y dedicación a sus pacientes.

Es la misma sintonía y entrega que ha desplegado en su rol de terapeuta floral, donde ya lleva 10 años en los que ha acumulado una gran experiencia y un talento especial para comunicarse con las personas que atiende y lograr que se abran a descubrir la causa raíz de sus malestares.


A partir de ahora le dedicará tiempo completo a su consulta particular en La Serena, donde comparte espacio y propósito junto a otros tres terapeutas.

Govinda nació en el seno de una familia de sanadores naturales que brindaban su ayuda a través el uso de plantas, cataplasmas y otras fuentes en Chuquicamata. Sin embargo, fue varios años después que su camino se cruzó con el del Dr. Bach.

“Mi primer acercamiento a las Flores de Bach fue como paciente. Cuando mis padres enfermaron me hice cargo de ellos junto a un hermano y con el paso del tiempo eso también tuvo efectos en mi salud, especialmente desde el punto de vista emocional. Fue así como busqué apoyo y me acerqué a una terapeuta”, relata.

Su formación la hizo con Cecilia Aedo y apenas terminó los estudios comenzó a poner en práctica la terapia floral en el mismo consultorio donde trabajaba como enfermera. “Desde ese momento y hasta ahora el efecto de las flores no deja de impresionarme. Una no puede creer los cambios que se evidencian en las personas cuando comienzan a tomar las esencias, incluso en su postura. Los cambios a nivel emocional, físico y espiritual son maravillosos”, destaca.

Estando inmersa en un ambiente donde se prioriza el uso de medicina tradicional, Govinda tomó la misión de acercar a las personas a esta opción natural de salud, conectando con la sensibilidad de cada ser humano.

“Con cada paciente me tomo al menos 5 minutos para mirarlo a los ojos e indagar en su dimensión emocional, preguntándole cómo está, pero no desde un sentido general, sino con real interés para saber cómo se siente, cómo están sus relaciones con otros y también consigo mismo”, explica.

Probablemente gracias a esta cercanía sucedió que todos los pacientes querían atenderse sólo con ella en el consultorio.

Su clave es lograr entender y entrar en empatía con el otro para que así la persona se abra a explorar lo que hay detrás de una enfermedad o dolencia. Por eso, también destaca la visión de la terapia floral: “el Dr. Bach da otra mirada sobre la salud, a diferencia de la medicina tradicional que se centra en la enfermedad y en la manifestación física de ella. Su visión es más integral permitiendo bucear en las personas para buscar la causa raíz emocional que está detrás de su condición de salud”.

Agrega que “a través de la terapia floral lo que hacemos es entregar la flor precisa que necesita ese niño o niña interior, cuya dimensión emocional no fue reconocida en su momento y que con el paso de los años dejó una huella en el cuerpo físico de la persona que llega a la consulta”.

Antes de cerrar nuestra conversación, Govinda deja una invitación abierta para el desarrollo de actividades sobre la terapia floral en su consulta en La Serena: “si algún terapeuta quiere exponer o realizar su trabajo acá, las puertas están abiertas. Son todos bienvenidos”.


Dónde la puedes encontrar:

En su celular +56 9 8929 4930

En Instagram @terapeuta.pancho



11 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page