top of page
  • AGTF

La Voz de las Regiones, Punta Arenas

Ana Gaez

Terapeuta Floral en Punta Arenas


“Como terapeutas brindamos un acompañamiento emocional”

Hasta el extremo sur de Chile nos trasladamos virtualmente para conversar con Ana Gaez, terapeuta floral desde 2015 en Punta Arenas.


Ella tiene una historia profunda y muy personal de conexión con las Flores de Bach. Por eso mismo, hasta el momento su consulta la ha abierto principalmente a personas de su entorno cercano y familiares.

“Mi experiencia con las flores comenzó como paciente, como alma en búsqueda cuando con mi marido nos convertimos en papás adoptivos de dos pequeños hermanos. En ese momento se abrió un mundo nuevo y nos enfrentamos a muchas situaciones que nos llevaron a buscar ayuda en las terapias naturales”, cuenta Ana.



Ana y su marido pudieron ser testigos de las consecuencias que tiene la institucionalización en los niños que sufren el abandono de sus padres biológicos y del efecto que tiene la falta de apego en sus primeros años. Al mismo tiempo, descubrieron los desafíos que representa la paternidad y la maternidad, con características que pueden ser particularmente difíciles cuando se enmarca en un proceso de adopción.


En 2013 uno de sus hijos comenzó a manifestar varias situaciones que generaron conflicto en el colegio donde estaba, así como también en la interacción familiar. Por esta razón, llegaron a la terapia floral donde durante los primeros dos años recibieron ayuda para bajar la ansiedad y entender el proceso que estaban atravesando: “entre otras cosas, comprendimos que como familia estábamos en resonancia”.


Así pudieron sintonizar con esencias que colaboraron en la creación del vínculo y ayudaron a despertar instintos propios de la maternidad.


“Al convertirme en madre me di cuenta de que es un momento muy complejo como ser humano, ya que te comienzas a enfrentar o a volver a mirar algo relacionado con tus propios sentimientos. Se te da vuelta el mundo y puedes comenzar a conocerte de nuevo”, explica Ana.


“El curso que tomé fue muy importante y significativo, ya que aprendes a conocerte vivenciando cada esencia floral, con un acompañamiento grupal que fue un gran apoyo para mí”

Destaca también que “gracias a la terapia que comenzamos como familia aprendí a conectar y dejar salir mi sensibilidad. Pude también descubrirme como un ser humano instintivo”.

En este despertar jugó un papel relevante su decisión de formarse como terapeuta. “El curso que tomé fue muy importante y significativo, ya que aprendes a conocerte vivenciando cada esencia floral, con un acompañamiento grupal que fue un gran apoyo para mí”, señala Ana.


Agrega que “en estos años me he dado cuenta que el trabajo ha estado más centrado en mí, aprendiendo a estar realmente en el presente, a tener paciencia, a comprender que debíamos concentrarnos en sanar las heridas de mi hijo antes que ponernos exigencias o metas”.


Las flores de Bach han sido de gran ayuda en su maternidad: “pude abrirme y comenzar a perder el miedo. A mí me costaba jugar y tener un contacto más físico con mis hijos porque temía hacerles daño y eso lo fui armonizando gracias a las esencias”.


En su experiencia brindando terapia a personas cercanas y conocidas, Ana se ha dado cuenta que es habitual que a las personas les cueste entender que hay un sistema que tratar cuando hay un niño que necesita flores.

Y destaca el rol del terapeuta como una persona que realiza “un acompañamiento emocional, ya que no sólo se trata de entregar el frasco con las gotas y volver a verse al otro mes”.


Por otro lado, destaca de las enseñanzas del Dr. Bach “su concepción de que la vida es un día de escuela. Hoy va todo tan rápido y creo que hay que buscar la forma de que cada día valga la pena, hacer una diferencia contigo misma o con otra persona, actuar desde el amor y en sintonía con la unidad que somos”.


¿Qué nos puedes contar acerca de Punta Arenas?

“En Punta Arenas hay muchas personas que se están dedicando a terapias y eso es muy positivo porque en este extremo del país vivimos muchos meses con falta de luz natural y obligados a permanecer casi todo el tiempo en espacios cerrados. El invierno puede ser muy inhóspito y puede llegar a deprimirte. En este contexto, es muy valioso que haya personas tratando de ayudarte a conectar con la luz a través de diferentes técnicas y terapias naturales”.


Dónde la encuentras

Instagram @agaezb

Correo agaezb@gmail.com



20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Yorumlar


bottom of page