top of page
  • AGTF

La Voz de las Regiones, Curicó

Ev


elyn Vilches

Terapeuta floral en Curicó



“Me gusta pensar que los terapeutas somos como linternas que ayudamos a las personas que nos consultan a recuperar su camino desde el amor”



Viajamos virtualmente hasta la ciudad de Curicó, en la Región del Maule, para conocer a Evelyn Vilches, quien desde hace casi tres años brinda ayuda a muchas personas que llegan a su consulta.


Su relación con las Flores de Bach dio un giro de 180 grados hace unos seis años. Pasó de ser una persona completamente escéptica a promover y potenciar los beneficios de esta medicina natural en la zona.

“Hasta hace unos seis años yo no tenía ninguna cercanía con las Flores de Bach. Llegué buscando ayuda para mi hija después de probarlo todo en el medio tradicional y estaba incrédula hasta que vi los efectos en su salud. Vi en ella una sanación profunda desde lo invisible a lo visible. A partir de ese momento, las Flores de Bach pasaron a formar parte de mi familia”, nos cuenta a través del teléfono.


La historia con su hija fue el gran puntal para acercarla al sistema del Dr. Bach, aunque pasaron algunos años más hasta que la incorporó a su vida como un servicio.


Y en este sentido también vivió un cambio radical, ya que al convertirse en terapeuta dejó atrás 10 años en que se desempeñó como Gerente de Tienda de una Ferretería en Curicó.


Aunque su formación en Flores de Bach es relativamente reciente, reconoce que el llamado a prestar ayuda a otros lo sentía desde pequeña, manifestando una alta sensibilidad al dolor de los demás.

En su consulta, que construyó a un costado de su casa, recibe a cada uno de sus pacientes con mucho compromiso y conexión. Para cada sesión se prepara media hora antes, sintonizando con el alma de la persona que está por llegar.


En su trabajo, dispone de las flores en conjunto con otras herramientas que sus pacientes pueden elegir. Cuencos, aromaterapia, aceites, reiki, reflexoterapia, son algunos de los recursos con que complementa la terapia floral.

Además de los 60 minutos dentro de la consulta, Evelyn destaca el acompañamiento que hace durante el proceso que transitan los pacientes mientras toman las flores. “Durante ese tiempo estoy disponible y dispuesta para que me contacten de manera de seguir presente frente a dudas, emociones o preguntas que van surgiendo en el camino”.


Su pasión y compromiso por lo que hace hoy lo refleja en las siguientes palabras: “me inspira el amor como una fuerza universal. Detrás de cada persona que viene hay un alma que busca una reconciliación interna. Me gusta pensar que los terapeutas somos como linternas que ayudamos a las personas que nos consultan a recuperar su camino, siempre desde el amor, comprendiendo que no estamos solos, que somos parte de un todo”.


“Me gusta también el hecho de respetar el proceso de cada uno y el tiempo personal. La terapia floral es una terapia muy respetuosa. Uno le toma la mano al consultante y cada paciente marca el ritmo, uno acompaña. Además, este proceso es recíproco. Nosotros como terapeutas también estamos siempre recibiendo, conectando, el intercambio es mutuo, nosotros también estamos aprendiendo”

Cercanía y calidez son dos palabras que definen a Evelyn y que se notan al conversar con ella. “Me hace feliz poder ayudar a través de esta forma tan maravillosa, a través del sistema floral creado por el Dr. Bach y su filosofía, que nos habla de la importante de estar 100% al servicio, de ser empático, amoroso con lo que vive el otro, escuchar desde el no juicio, situarse desde la comprensión para que el otro o la otra se sienta escuchado y contenido. Me parece que es una de las formas más bonitas de ayudar”.


“Me gusta también el hecho de respetar el proceso de cada uno y el tiempo personal. La terapia floral es una terapia muy respetuosa. Uno le toma la mano al consultante y cada paciente marca el ritmo, uno acompaña. Además, este proceso es recíproco. Nosotros como terapeutas también estamos siempre recibiendo, conectando, el intercambio es mutuo, nosotros también estamos aprendiendo”, afirma.

En Curicó aún hay bastante desconocimiento de las Flores de Bach, pero la gente de a poco está comenzando a confiar y se anima a probar cuando alguien se lo recomienda.


“Mis pacientes se entusiasman con sus propios efectos y me refieren. Muchos me preguntan de qué se trata antes de entrar a la consulta, ya que desconocen el procedimiento y la técnica que hay detrás”, relata Evelyn.


En este mismo sentido, hace una invitación a las personas a que se atrevan a probar algo diferente. “A veces no es necesario creer y lo que puede pasar al tomar flores siempre va a ser algo positivo, va a generar algo transformador”, explica.


Y resalta que “sería maravilloso que en el futuro hubiera hospitales con este tipo de terapias y que cada familia tuviera una maleta de flores en su casa, tal como imaginó el Dr. Bach”.

Antes de finalizar la conversación, le pedimos a Evelyn que nos comente algo sobre Curicó y al hablar de esto se traspasa el cariño que siente por su ciudad.


“Curicó todavía es un rincón del mundo donde se vive en familia y hay cercanía con los vecinos. Se vive en armonía con un sentido de comunidad y de pertenencia. Hay una calidez que se percibe de forma natural en las personas”, concluye.


Dónde la encuentras:

Instagram terapeuta.floral.curico

Celular +56 9 56524152

Correo electrónico eve.vilches@yahoo.es



82 visualizaciones0 comentarios
bottom of page