top of page
  • AGTF

La Voz de las Regiones, Antofagasta

Daniela Rojas

Terapeuta Floral en Antofagasta


“Me resulta impresionante la paz que logras cuando comienzas a tomar flores de Bach”

Daniela Rojas es terapeuta floral en la ciudad de Antofagasta y ha llevado la sabiduría y sanación que brinda este sistema a nuevos espacios.


Ella es educadora diferencial y trabaja como sostenedora del Colegio Misionero José Lancaster. Desde esa posición ha impulsado el uso de flores de Bach entre directivos y académicos, quienes han podido apreciar en sí mismos los efectos de las esencias.



“He podido acompañar procesos terapéuticos de varios funcionarios y docentes del colegio que comenzaron a tomar Flores de Bach conmigo y ha sido muy positivo, tanto para ellos como para nuestros estudiantes”, explica Daniela.


Comenta que durante el año 2021 el miedo fue una emoción preponderante en el sistema educacional y que su colegio no fue la excepción. “Gracias al uso de la terapia floral, las emociones se han ido equilibrando y los adultos han podido estar más tranquilos en el colegio, con más paciencia y buen ánimo, lo que indudablemente ha tenido también un efecto positivo en nuestros estudiantes. Hemos podido mirar de otra manera a niñas y niños y entenderlos mejor”.


Daniela conoce las flores de Bach como paciente desde hace más de 15 años, pero fue en 2020 cuando decidió formarse como terapeuta con Viviana Acevedo, quien la motivó a entrar a este mundo.


“Al principio mi decisión se basó en buscar ayuda para mí, en poder conocerme mejor. Por eso quizá también me costó un poco tomar el rol de terapeuta. Gracias a Viviana pude valorar esos dones en mí y atreverme a brindar terapia a otras personas”.


Hoy Daniela complementa su trabajo en el colegio con la terapia floral, asistiendo a familiares y personas cercanas, además de incentivar y motivar el uso de las flores en el establecimiento educacional.


“Me gusta mucho la idea que transmite Bach sobre que en todos hay algo de cada flor, que somos una totalidad y que en algún momento transitamos por los diferentes estados que manifiestan las esencias”.

¿Qué te ha inspirado en este camino?

Una de mis grandes inspiraciones fueron mis niños, acercarme a la terapia floral para poder ayudarles y en el proceso descubrir cómo me podía ayudar también a mí misma.

Me resulta impresionante la paz que logras cuando comienzas a tomar flores de Bach, te abres a una conciencia de entendimiento del otro que es maravillosa.


Por otra parte, me encanta la dimensión intuitiva que vas descubriendo en este camino, ya que las flores son las que te eligen, las flores hablan. Cada vez que atiendo a un paciente aparece la sabiduría de la naturaleza. Su asertividad es sorprendente. Por eso, las personas se van de la consulta con una sensación de calma y de tranquilidad, con la certeza de que la fórmula floral es exactamente la que más necesitan.

Daniela destaca especialmente las enseñanzas del Dr. Bach en torno a la importancia y la utilidad de las flores para conocerse a uno mismo. “Me gusta mucho la idea que transmite Bach sobre que en todos hay algo de cada flor, que somos una totalidad y que en algún momento transitamos por los diferentes estados que manifiestan las esencias”.


Uno de los sueños de Daniela para su futuro es poder unir la educación con la terapia floral de manera más establecida. “Si llegamos con las Flores de Bach en forma masiva al sistema educativo podríamos hacer grandes cambios. En este momento, yo espero poder alcanzar a mucha más gente desde el lugar donde hoy estoy trabajando”, declaró.


Daniela Rojas vive hace siete años en Antofagasta y ha podido darse cuenta de que los habitantes del norte de Chile experimentan bastante soledad.

“En Antofagasta las personas necesitan mucha ayuda desde el ámbito emocional. La misma geografía del país se traduce en una percepción de aislamiento, al haber tanta distancia entre una ciudad y otra, y existir un desierto de por medio. Por otro lado, las mujeres cuyos maridos trabajan en la minería pasan mucho tiempo solas debido a los turnos extensos de esta industria. Si a eso sumamos la alta migración el escenario puede ser complejo”, relata.


Bajo este contexto, nos cuenta que es una ciudad donde las personas tienen una clara necesidad de ser escuchadas. Lo positivo es que también hay bastante presencia de terapias naturales, como las Flores de Bach, que les pueden ayudar, concluye.




Dónde la encuentras

Correo danielarojasroco@gmail.com



14 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page